Press (spanish)

Inquilinos alzan su voz

Piden respeto y mejores condiciones habitacionales
Escrito por Patricia Ortiz
Charlotte.-Amas de casa, trabajadores, jóvenes y niños, marcharon por primera vez por las calles de su vecindario ubicado al oriente de la ciudad, para solicitar respeto y mejores condiciones habitacionales. Los animados manifestantes gritaban consignas en inglés y español como: “el beneficio de uno, el beneficio de todos”, “queremos respeto” y “la comunidad unida jamás será vencida”.

La acción se llevó a cabo en la fría y lluviosa mañana del pasado 4 de febrero, en Woodward Village, un barrio donde la mayoría de habitantes son de origen mexicano y centroamericano, algunos de ellos con años de residir en el lugar de calles con nombres como Manzanita, Cancún y Cozumel.

A mediados de enero pasado, Qué Pasa-Mi Gente reportó acerca de “dudosas” tarifas de agua cobradas por la administración, y problemas de mantenimiento en calles, iluminación y la difícil comunicación con la manager, entre otros, que aquejaban a los inquilinos.

Desde entonces, estuvieron organizándose con ayuda de Héctor Vaca, dirigente de la organización Action NC.

Muchos llevaban simbólicamente vasijas plásticas para recoger agua y carteles escritos en inglés que traducían “derechos justos para cada uno”, “tenemos derechos, pare el racismo”, “corrijan las cuentas del agua” y “necesitamos más respeto”.

“Yo traje este balde, porque el agua que pagamos es muy cara y para ahorrar tengo que recoger aquí el agua que uso para bañarme”, manifestó la hondureña Karla Cubillo.

Cubillo contó, que el mes pasado la cuenta de agua le llegó por más de $80 y que nunca la tarifa ha sido menor de $50 en los dos años que habita en el lugar.

inquilinosalzansu2Así mismo, los habitantes denunciaron ser supuestamente objeto de amenazas por parte de la gerente, de llamar a inmigración cada vez que se quejan.

“A mi me ha a amenazado varias veces. Dice que si no estoy de acuerdo con lo que ella hace, los llamará”, contó Navas, quien dijo que esto comenzó luego de terminar de pagar su “traila” a finales del año pasado. 

Congregados frente a la gerencia situada en la calle Manzanita Drive, algunos entregaron en sobres el mes de renta, esta vez sin incluir el pago del agua.

Julie Morgan, otra residente, dijo que “habló con la Comisión de Servicios Públicos de Carolina del Norte (NCUC), la cual abrirá una investigación por las cuentas del agua”.

“Me dijeron que los cargos que hemos tenido no coinciden, y eso les ha parecido extraño”, dijo Morgan.

A su vez, Vaca indicó que el Comité de Relaciones Comunitarias de Charlotte también inició una investigación de las quejas de presunto racismo y discriminación por origen nacional por parte de la gerente del complejo.

Este semanario trató de contactar a la manager Kay Vanderburg, para indagar su punto de vista respecto a las quejas, pero el teléfono nunca fue contestado y la oficina estaba cerrada en horas de atención.

Piden respeto y mejores condiciones habitacionales