Press (spanish)

Familias luchan para no ser desalojadas

Charlotte - Local

familiasluchanparaNimia Oviedo sostiene la carta donde les notifican que deben desocupar las casas . Foto/ Patricia OrtizCharlotte.- Alrededor de 21 familias, en su mayoría hispanas que viven en un vecindario al oeste de la ciudad, tienen menos de un mes para abandonar las casas donde han vivido por años, supuestamente porque van a ser reparadas.

La noticia cayó como un balde de agua fría a los moradores del complejo Stonewall Jackson Homes, ubicado cerca del aeropuerto. A comienzos de octubre, algunos de los moradores recibieron cartas firmadas por el gerente del complejo, donde se les notifica que tienen hasta el 31 de este mes para desocupar las viviendas.

“Como nos van a sacar así después de vivir aquí por tantos años. Por lo menos, deberían darnos más tiempo para buscar a donde irnos”, manifestó Gabriela Soastegui, quien lleva 10 años residiendo en ese complejo de viviendas.

“Lo peor es que la gente tiene miedo de reclamar por temor que les manden a Inmigración”, añadió la inquilina de origen mexicano. Pese a que varias de las viviendas se encuentran en malas condiciones y necesitan ser reparadas, lo que más preocupa a la mayoría, es tener que mudarse y que sus hijos, muchos de los cuales han vivido toda su vida allí, tengan problemas para ir a la escuela.

Por lo menos 80 niños acuden a la escuela elemental Berryhill, donde pueden cursar hasta el octavo grado.

“Hemos buscado para mudarnos a otro lado, pero además de ser más caro y pedirnos depósito, no tienen rutas de autobuses para esa escuela”, manifestó María López, madre de cuatro menores y habitante del barrio desde hace 11 años.

Son alrededor de 40 casas dúplex, donde la mayoría de arrendatarios pagan entre 350 y 470 dólares por viviendas de 2 y 3 habitaciones. Varias de las cuales están vacías.

El complejo de más de 20 años de antigüedad, hasta hace unos meses pertenecía a un hombre originario de la India que aparentemente perdió la propiedad al ser embargada por el Banco de América.

Los inquilinos contaron, que el hombre dejó de renovar los contratos a los ocupantes más antiguos, por lo que muchos no lo tienen y pagan su renta mes a mes.

Récords disponibles en el portal de internet de finca raíz del condado de Mecklenburg indican, que el pasado 15 de julio la propiedad fue vendida por $1,086,500 a la compañía Tritex Real State, de Atlanta.

Desde entonces, según los arrendatarios, tienen prohibido tener bicicletas y “grilles” afuera.

Héctor Vaca de Action NC, organización que vela por los derechos de los inquilinos, dijo que se va a tratar de parar los desalojos. “Es muy poco tiempo el que le están dando a la gente. Pero tenemos que averiguar hasta donde tienen derecho legal para desalojarlos”, indicó el activista comunitario.

El pasado sábado 8 de octubre, el parque ubicado en el corazón del vecindario y donde los niños suelen jugar libremente, sirvió de escenario para el primer mitin que se hizo en esta comunidad para comenzar a organizarse para defender sus derechos.

No todos recibieron notificaciones, como fue el caso de Lucia García.

“Si la excusa para sacar a la gente es que van a arreglar los apartamentos, porque no empiezan por los que están desocupados”, anotó la mexicana que acudió para apoyar.

Qué Pasa-Mi Gente intentó hablar con el manager, pero no contestó el teléfono.

http://quepasa-migente.com/noticias/charlotte/local/875-familias-luchan-para-no-ser-desalojadas